Jet Lag, el compañero incomodo

Por Guillermo Velazquez

Seguramente todos hemos escuchado el termino ¨Jet Lag¨ cuando platicas con alguien que acaba de realizar un vuelo largo, ya sea hacia Europa o Asia y viceversa o si convives con algún tripulante aéreo, seguramente estarás familiarizado con dicho término.

Pero ¿Sabes realmente qué es el Jet Lag?

La Clínica Mayo lo define como ¨un problema temporal del sueño que puede afectar a cualquier persona que viaja velozmente a través de múltiples husos horarios.¨ El jet lag se produce porque el reloj del cuerpo está adaptado al huso horario de donde vives y tarda en sincronizarse al huso horario al destino que estas viajando. Cuantos más husos horarios hayas cruzado, mayor es la probabilidad de que experimentes este problema.

Los síntomas más comunes son:

  • Fatiga durante el día
  • Problemas estomacales, estreñimiento o diarrea
  • Cambios de humor
  • Alteración del sueño, como insomnio, despertarse temprano o somnolencia excesiva.

Todos estos síntomas pueden variar dependiendo de cada persona y pueden durar de uno a dos días, tiempo que llega a tardar el reloj Circadiano en adaptarse.

En realidad no existe algún tipo de medicina para este ¨mal¨ sin embargo, puedes ayudar a prevenirlo con las siguientes recomendaciones:

  • Toma mucha agua durante el viaje y a la llegada de tu destino, ya que la presurización de las cabinas en los aviones y la falta de humedad en las mismas provocan que el cuerpo se deshidrate y aumenten los síntomas del jet lag, así como evitar tomar alcohol y cafeína, ya que estos pueden afectar el sueño.
  • Descansa y duerme bien antes y durante el vuelo pero siempre tratando de adaptar tus horarios y tu cuerpo de manera que llegues con el horario del destino, es decir, si tu vuelo aterriza por la tarde, procura haber descansado bien pero no en exceso para que puedas dormir por la noche.

Usualmente los viajes hacia el Este son donde más se presentan los efectos del jet lag ya que tu cuerpo tiene «sumar» los husos horarios y esto se interpreta en perder parte del día, mientras que si viajas hacia el oeste, tienes que restar husos horarios y muchas veces el cuerpo se adapta mejor a estos viajes.

Image result for jet lag

Y ¿Qué pasa con los tripulantes que hacen este tipo de vuelos?

En la mayoría de los vuelos transoceánicos las tripulaciones tienen descanso abordo para poder estar siempre alerta y cumplir con las funciones respectivas de su puesto. En la mayoría de las aerolíneas las sobrecargos y pilotos tienen un área reservada para dicho descanso. Mismo que se divide en dos o tres turnos dependiendo de la duración del vuelo.

En el particular caso de los pilotos, la tripulación se compone de tres a cuatro pilotos, dependiendo la duración del vuelo.

Si el vuelo tiene una duración de hasta 13 horas las tripulación se conforma por un capitán al mando y dos copilotos o primeros oficiales, dividiendo la duración del vuelo crucero entre tres y así poder relevarse para ir a descansar, siempre manteniendo a dos pilotos en cabina teniendo que estar los 3 en cabina para despegues y aterrizajes. Y en vuelos de más de 14 horas, la tripulación se conforma por 4 pilotos. Un capitán y un Copiloto que son los encargados del vuelo y por un capitán y un copiloto que son la tripulación de refuerzo los cuales relevan a la tripulación encargada del vuelo para que puedan irse a descansar, manteniendo la filosofía de dos pilotos en cabina y en los despegues y aterrizajes los cuatro pilotos en cabina.

Ya en el lugar de destino, depende mucho de los descansos que asignen las aerolíneas a sus tripulantes , ya que son variados dependiendo el vuelo. La mayoría de los descansos de los tripulantes van desde las 24 horas hasta 72 horas o en vuelos muy largos, los descansos en el destino pueden llegar hasta 96 horas.

Para un tripulante muchas veces es difícil adaptarse al horario del destino ya que, por la corta estancia, al cuerpo le cuesta trabajo, sumado que a veces durante el vuelo no se puede comer muy bien ya que desde hace mucho no hay alimento para la tripulación, así que si no llevas lunch o comida pues pasaras un poco de hambre, queriendo llegar al destino a comer lo primero que encuentres, lo cual a veces no es lo más nutritivo. Por eso es muy importante para un tripulante dormir bien y, si es posible, hacerlo un poco antes de un vuelo de este tipo. También el comer bien y hacer un poco de ejercicio para mantener activo y saludable al cuerpo así como los ciclos de sueño y no sea difícil conciliar el sueño fuera de casa, pueden contribuir a que nuestro organismo se desempeñe y adapte mejor. Mantenerse hidratado durante el vuelo, ya sea con agua o con electrolitos para reducir los síntomas del jet lag y dentro de lo posible comer nutritivo durante el vuelo y a la llegada en los destinos de pernocta. En descansos mayores a dos días, tratar de adaptarse al horario del lugar de pernocta ya que esto contribuye un poco a dormir mejor.

Espero que con esta breve explicación entiendas mejor los síntomas del jet lag y cuando tengas vuelos de este tipo puedas contrarrestar un poco a este compañero de viaje que a veces es demasiado molesto para muchos viajeros, pero sobre todo para los tripulantes aéreos.

Related posts

Top