Trip Report: Un día de lujo como piloto de aviación ejecutiva

Como piloto de aviación ejecutiva, he tenido la oportunidad de volar diferentes equipos así como transportar a todo tipo de personas, desde artistas hasta grandes empresarios, lo que me ha permitido conocer diferentes aeropuertos alrededor del mundo.

Las operaciones en la aviación ejecutiva son diferentes a como la conocemos normalmente en la aviación comercial; por ejemplo, al llegar a un destino no contamos con puertas o pasillos y por este motivo es importante tener buenos aliados como un FBO adecuado. Hace algunos días aterrice en el aeropuerto de Acapulco, y quisiera contarles una experiencia diferente que viví al llegar.

Pero, ¿qué es un FBO? Un Fixed Base Operator o FBO, por sus siglas en inglés, es un establecimiento dentro de los aeropuertos destinados a aeronaves ejecutivas, los cuales ofrecen servicios de apoyo en tierra, guarda y custodia de las aeronaves y cualquier servicio que requieran los aviones al llegar al aeropuerto. Así como espacios de descanso y espera para los pasajeros y tripulaciones.

Al llegar a Acapulco, destino al que no iba hace tiempo, conocí el FBO de  ICCS Acapulco, el cual me dejó un excelente sabor de boca por la atención brindada de parte de todo su personal y por las instalaciones que ofrecen, ¡Hay hasta una sala para nosotros los pilotos! Pero el verdadero deleite fue para nuestros pasajeros.

Al llegar, quedé impresionado con el tamaño de las instalaciones. En comparación con los demás hangares, ICCS cuenta con el hangar privado más grande dentro del aeropuerto Juan N. Alvárez de Acapulco, por lo que son la única empresa que ofrece el servicio de Guarda y Custodia de Aeronaves y así, mayor comodidad a sus clientes.

Normalmente como piloto las comodidades no suelen ser iguales a las de los pasajeros, pero con ICCS, es diferente. Cuentan con muy cómodas salas de espera y descanso para pilotos e inclusive, regaderas en las instalaciones, algo que no es muy común dentro de los FBO en México.

Viéndolo desde el punto de vista de la comodidad para los pasajeros, que al final de todo son lo más importante, ICCS ofrece además de muy confortables instalaciones, amenidades y sobre todo, excelente servicio.

En las salas de espera VIP,  los pasajeros tienen acceso Wi-Fi sin costo,  y además la decoración es, diría yo, elegante pero minimalista; ICCS cuenta también con una amplia sala de conferencias, servicios de restaurante con platillos gourmet & in- flight catering, entre otros servicios.

De pronto puedes perder la noción de estar en un «aeropuerto», pues hay hasta un espacio dedicado a obras de arte de reconocidos artistas, esto es algo que yo nunca había visto.

Además algo que facilita mucho a los pasajeros y tripulaciones que lleguen de vuelos internacionales, es que dentro de sus instalaciones tienen los servicios de migración y aduana, esto es algo que no todos los FBO tienen.

La atención es algo fundamental dentro de la aviación ejecutiva, podría decir que es la clave del éxito en este negocio y en ICCS es lo que los distingue. En ocasiones pasadas llegar cansado de vuelo a un lugar que no conoces es algo complicado y cansado, pero al llegar aquí con la atención que te brindan desde que desciendes del avión hasta que sales de sus instalaciones es algo para agradecer y enaltecer.

Desde que llegamos el personal de tierra nos recibió con una sonrisa y mucho afecto, al dirigirnos dentro de sus instalaciones el personal de recepción de igual forma nos recibió de la mejor manera a los pasajeros y a la tripulación, esto es algo que te hace vivir una experiencia diferente y ganas de volver.

Personalmente solamente conozco los FBOs de ICCS  en los aeropuertos de Toluca y Acapulco, y  estoy seguro que ofrecen la misma atención al cliente y los mismos servicios en sus demás FBOs en México.

Gracias ICCS por su cuidado a los detalles que hicieron de ésta, una muy  grata experiencia y por tomar en cuenta que la aviación ejecutiva la hacemos todos.

Related posts

Top