Chilena Sky culmina su transformación en aerolínea low cost

Por Ricardo J. Delpiano

A un año y medio de anunciar sus intenciones de evolucionar su negocio de línea aérea de un modelo clásico a uno de bajo costo y tarifas bajas (LCC, por sus siglas en inglés), Sky anuncia para este jueves 16 de marzo el inicio de cobros por servicios complementarios en todos sus vuelos. De esta manera, la compañía asegura que su transición ha finalizado y desde ese día será un operador verdaderamente del tipo LCC.

Para reflejar el inicio de esta nueva etapa, la segunda aerolínea de Chile por participación de mercado, presenta su nuevas clases de tarifas, que desde este 16 de marzo buscarán ofrecer nuevas, simples y autoadministrables opciones de viaje para los pasajeros. Junto con ello, presenta también su nueva imagen corporativa con una propuesta moderna y revolucionaria, acorde a la era que comienza a vivir la empresa.

“Hoy empieza la revolución del modelo low cost, culminando un proceso de transformación que empezamos en 2015 y que nos ha permitido crecer y transportar a más de 3,2 millones de pasajeros el año pasado. Comienza una nueva etapa, una en donde las personas podrán tener mayor acceso a volar, dejando atrás los tiempos cuando tomar un avión era un lujo”, asegura la directora comercial de la compañía, Carmen Gloria Serrat.

Con dos tarifas simples, los pasajeros podrán elegir dos formas de viajar. La tarifa “Light” incluye una maleta de mano de 10 kg., asiento aleatorio, un artículo personal y un abrigo. Por su parte, la tarifa “Plus”  contempla una maleta de mano de 10kg, elección de asiento estándar, un artículo personal, un abrigo, un equipaje en bodega de 23 kg, y un cambio de fecha o ruta sin penalidad hasta 3 horas antes del vuelo. Independientemente de la tarifa que el cliente elija, cualquier pasajero siempre podrá agregar servicios para ser de su viaje una experiencia “a la carta”.

Carmen Gloria Serrat, gerente Comercial de Sky, explica las nuevas tarifas. Foto: Ricardo J. Delpiano

El modelo LCC se basa en un cambio en la estructura y la forma de hacer negocios, que va más allá de los precios bajos. El objetivo es reducir la dependencia de los ingresos del precio de los pasajes y obtenerlos desde los servicios complementarios o adicionales (ancillary revenues), que son todas aquellas acciones comerciales que una aerolínea puede ofrecer más allá del viaje en sí, como por ejemplo, el cobro del equipaje, la selección de asientos, el sistema de entretenimiento, catering, ventas libres de impuestos, entre otros.

Los ingresos por servicios adicionales permiten a la línea aérea obtener ganancias extras mientras que para los pasajeros representan la posibilidad de pagar por lo que realmente deseen consumir. Dependiendo de lo que el pasajero desee adquirir es el precio final del pasaje. Existe la posibilidad de adquirir los servicios antes del viaje o en el aeropuerto donde la compra de cualquier servicio es más caro. Al igual que los precios de los pasajes, la clave es comprar con anticipación para asegurar tarifas más económicas.

El uso de los ingresos por servicios adicionales es una práctica comúnmente utilizada por las líneas aéreas y si bien se masificó con las aerolíneas del tipo LCC, todas las compañías aplican esta práctica de una u otra manera, independiente de su modelo de negocios.

Junto con el lanzamiento de las nuevas tarifas, Sky simplifica el cobro por equipaje deportivo, instrumentos musicales, exceso de equipaje y mascotas en cabina, entre otros. Con la implementación de estas tarifas y los servicios adicionales, la compañía espera que más personas comiencen a volar y que las que ya volaban, lo hagan con mayor frecuencia. Además adelantó que el precio de las tarifas aéreas bajará en promedio un 30%.

“Hace dos años nos propusimos ser la primera aerolínea low cost en Chile y el cono sur y anunciamos que ofreceríamos pasajes de avión a precio de bus. Hoy, podemos decir que no solo cumplimos nuestra palabra sino que tenemos la certeza de haber revolucionado la industria aeronáutica con precios incluso más bajos que los buses, permitiendo que cada vez sean más personas las que puedan viajar en avión”, agrega el gerente de ventas de Sky, Jaime Fernández.

Nueva imagen corporativa

Sky presenta también la nueva identidad corporativa, reemplazando su imagen tradicional caracterizada por las palmeras en la cola con una propuesta radical en el uso de colores y la forma. Una “revolución” como señalan en la propia empresa, propio de los nuevos tiempos.

“Hoy decimos adiós a los símbolos que nos identificaban, pero le damos la bienvenida a la nueva manera de ver y a la nueva forma de volar. Hoy nace la Sky del futuro, con nuevas formas, colores y un modelo de negocios que crece en todo el mundo y que estamos convencidos que seguirá revolucionando la industria en este rincón del planeta”, dice Alejandro Lois, gerente de Marketing de la compañía.

El cambio de imagen significa un antes y un después en la historia de la empresa. Se trata de un querer hacerse cargo de lo construido en los 15 años de trabajo para combinarlo con una visión de innovación y revolución de las cosas, que se refleja en lo que el usuario-cliente puede ver y hacer cada vez que opte realizar un viaje con Sky.

La nueva imagen de Sky lleva el color verde como elemento tradicional y el lila, como propuesta diferente del resto. Foto: Ricardo J. Delpiano

De esa síntesis, nace el nuevo juego de colores. El blanco dominante muestra la sencillez del viaje por una compañía del tipo LCC, así como la pureza símbolo de una eficiencia operacional alcanzada. El verde que resalta es un elemento característico que hace puente con la historia de la aerolínea y toma el valor que este color tiene entre los clientes y empleados. “Nuestros trabajadores se identifican con el color verde porque somos una compañía verde. Por eso, el verde continúa”, dice Lois. Finalmente, está el color morado que se introduce como elemento novedoso que encarna una idea innovación que es capaz de romper con lo tradicional para crear una revolución hacia lo distinto.

En la nueva identidad se elimina definitivamente la palabra “Airline” que desde su fundación integró la marca de la empresa. Desde ahora, sólo “Sky” será la denominación de la aerolínea para todo efecto comercial y publicitario. Una evolución natural, que recoge la idea de la simplificación en una palabra corta y fácil de retener, presente en el consiente colectivo de los viajeros.

“Darle la vuelta a las cosas y ver las cosas desde otra perspectiva”, es la propuesta que Sky . Foto: Sky

Sky estrenará su primer avión con nueva imagen hacia mediados del mes de abril en uno de los equipos actualmente en servicio. El cambio completo de la identidad será rápido, tanto en lo que respecta a la pintura de aeronaves como a toda la renovación de la marca en los aeropuertos, oficinas, puntos de contacto publicidad, etc. La nueva imagen vendrá acompañada también del estreno de nuevos uniformes para todo el personal que estarán disponibles en el transcurso del presente año.

Serrat puntualiza que el cambio de imagen es una forma de dar una vuelta la página hacia una nueva era en la empresa que estará marcada por una nueva forma de volar. “Quisimos comenzar esta etapa con una marca que represente a los nuevos viajeros que cada vez buscan mayor flexibilidad, confianza y modernidad”.

Top