Ryanair cancela 2% de sus vuelos de las próximas seis semanas para mejorar puntualidad

Ryanair, una de las principales aerolíneas de bajo costo de Europa anunció la cancelación de entre 40 y 50 vuelos diarios por las próximas seis semanas (hasta finales de octubre) con el objetivo de incrementar su puntualidad, la cual se ha caído hasta debajo del 80% debido a una combinación de demoras en servicios de tránsito aéreo y huelgas, mal clima y a un ajuste en la asignación de vacaciones para pilotos y sobrecargos.

Ryanair ha roto récords al movilizar a 12.6 millones de pasajeros durante julio y a 12.7 millones durante agosto pero ahora se ve obligada a conceder vacaciones a tripulaciones antes de fin de año para poder modificar el calendario de vacaciones que cambiará a partir del 1 de enero de 2018.

 

Al reducir su itinerario durante las próximas seis semanas en menos del 2% (de sus 2,500 vuelos díarios), la aerolínea tendrá más aviones en “stand-by”, con lo que podrán recuperar su promedio de 90% de puntualidad.

Pasajeros en redes sociales se muestran molestos debido a la poca anticipación con la que aerolínea informó de las cancelaciones y buscan una compensación de acuerdo a lo que establece la Unión Europea.

Si un vuelo se cancela, se tiene derecho a reembolso o transporte alternativo, además de asistencia e indemnización. Se tiene derecho a ser indemnizado si la aerolínea informa menos de catorce días antes de la fecha de salida prevista. La compañía aérea tiene que demostrar que te informó personalmente de la cancelación y cuándo lo hizo.

No obstante, no se concede indemnización si la compañía aérea demuestra que la cancelación se debió a circunstancias excepcionales que no habrían podido evitarse aunque se hubieran tomado todas las medidas razonables.

La aerolínea tiene que ofrecer un reembolso completo y ser pagado en menos de siete días o una nueva reservación en caso de que el vuelo se haya cancelado con poca anticipación.

En caso de las cancelación, las indemnizaciónes alcanzan 250 euros por vuelos de corto alcance, 440 euros por vuelos de mediano alcance y 600 en vuelos de largo alcance.

Si un pasajero llega más de tres horas tarde a su destino, puede ser indeminizado desde 200 hasta 600 euros dependiendo de lo largo de vuelo y la demora.

Top