Q400, uniendo comunidades alrededor del mundo

En América Latina estamos muy acostumbrados a ya no sorprendernos por algunos tipos de aeronaves que nos encontramos en los aeropuertos, pero hoy queremos platicarles de uno muy especial: El Bombardier Q400, uno de los aviones más interesantes que existen pues ha revolucionado el mercado regional y ha sido responsable de crear muchas rutas al unir prácticamente cualquier aeródromo del mundo con los grandes aeropuertos, mismo que tiene gran potencial para fortalecer las conexiones en nuestra región.

El mercado de la aviación regional ha ido evolucionando durante los últimos años, pero éste es un avión que se ha sabido adaptar para dominar ese nicho de mercado que a veces es tan difícil de operar y lo ha logrado gracias a las constantes evoluciones que ha tenido desde sus inicios en 1983. Como dice Bombardier cada vez que platicamos con ellos: el avión se tiene que adaptar al mercado, no el mercado al avión.

Pero ¿Qué hace tan importante al Q400? ¿Qué puede hacer por América Latina? Ahora te lo contamos:

De acuerdo con Bombardier, durante los próximos 20 años, América Latina tendrá un crecimiento en el flujo de pasajeros intra-regionales por encima del promedio mundial, convirtiéndose en el sexto más importante del mundo para el 2036. Por ello se necesitarán 1,150 nuevos aviones con capacidad para transportar entre 60 y 150 pasajeros. Del total, por lo menos 450 aviones serán del segmento del Q400.

En Latinoamérica, existen actualmente 1,700 rutas regionales, pero debido a la dispersión de las poblaciones, se necesitan por lo menos 900 rutas más para que el continente esté conectado adecuadamente. Uno de los grandes problemas en esta área del mundo, es que no se cuenta con los aviones del tamaño adecuado para este tipo de rutas. Con el Q400 se puede recuperar las 450 rutas regionales que han sido abandonadas durante los últimos 10 años, dejando a 16 millones de personas sin vuelos directos en América Latina.

El Q400 se encuentra en servicio con más de 60 operadores en 40 países con los que ha acumulado más de 7 millones de horas de vuelo, alcanzando una confiabilidad de despacho del 99.5%; uno de los niveles más altos en la industria del transporte aéreo.

Puede presumir de ser veloz, silencioso, eficiente, flexible y barato de operar. Desarrolla casi 200 kilómetros más por hora que sus competidores directos y no le toma más que unos cuantos minutos adicionales para llegar a su destino comparado con un jet. Cuenta con hélices de mayor tamaño, lo que significa que puede mantener altas velocidades con menores revoluciones por minuto (RPM) lo que se traduce en menor ruido, vibraciones e incomodidades para los viajeros y menos emisiones contaminantes para el medio ambiente.

Este avión ofrece lo mejor de ambos mundos: Ya sea volar a menores velocidades y minimizar el consumo de combustible o más rápido para maximizar la productividad. Volando más lento, ofrece el mismo costo de viaje que sus competidores, pero transporta a 14 pasajeros más. Si opera a mayores velocidades ofrece una ventaja en costos de hasta 30% en comparación con los jets que reemplaza.

El que se trate de un avión regional no significa que deba ser pequeño, incómodo o molesto. Es el turboprop comercial más grande del mundo; tiene capacidad para transportar hasta a 90 pasajeros y se ajusta fácilmente a las necesidades de cada operador. Sus asientos y pasillo son más anchos que muchas aeronaves de su tipo y ofrece más espacio entre asientos. Por si fuera poco, el espacio para equipaje de mano es más grande y sus ventanas también lo son, maximizando la luz natural.

Para que los pasajeros tengan una experiencia más cómoda, incorpora puertas para abordaje en la parte delantera y trasera del fuselaje, por lo que puede utilizar los pasillos telescópicos de los aeropuertos, cosa que ningún otro turboprop puede hacer.

Una constante inquietud que tiene los pasajeros cuando se enteran de que su aeronave tiene hélices, es que seguramente se están subiendo a un avión viejo, incómodo y ruidoso. Al ser un avión moderno con un diseño del nuevo milenio, rompe los paradigmas y los 430 millones de pasajeros que ha transportado desde que entró en servicio hace más de 17 años, pueden dar fe de ello.

Su designación “Q” es porque se diseñó con un sistema activo de supresión de ruido y vibraciones, lo que resulta en un vuelo más placentero que incluso en algunos aviones turborreactores. ¿Cómo lo logran? El fuselaje incorpora una serie de micrófonos que reciben e igualan las ondas de sonido para cancelarlas. Ahora ya lo sabes, la Q significa Quiet.

En la región de América Latina tiene un gran potencial ya que por su capacidad para operar incluso en pistas cortas o sin pavimentar puede conectar a pequeñas ciudades con las grandes metrópolis del continente, facilitando los enlaces sociales, comerciales y culturales, disminuyendo los tiempos de traslado al crear más vuelos directos.

Para la complicada orografía en la región, el Q400 ofrece un régimen de ascenso dos veces mayor que el de los turboprops competidores y es el único certificado para operar en grandes elevaciones de hasta 14,000 pies (4,267 metros) sobre el nivel medio del mar y en pistas con pendientes de hasta 4.6%.

El Q400 destaca entre los turboprops ya que se adapta perfectamente a las necesidades del operador; cuenta con diferentes configuraciones con capacidad para hasta 90 viajeros y es, además, el único turboprop en producción disponible en la versión Combi, es decir, puede acomodar 50 asientos y hasta 4 toneladas de carga. Cuenta con dos puertas en cabina, lo que permite disminuir tiempo en plataforma y hacer más fácil y cómodo el embarque y desembarque.

Con su capacidad operativa y versatilidad, el Q400 tiene gran potencial en la región para satisfacer las necesidades de los operadores locales que buscan expandir rutas con aviones de tamaño ideal, manteniendo a familias, negocios y comunidades conectadas, cosa que ningún otro avión puede lograr con la misma comodidad, seguridad y eficiencia, cumpliendo así con el objetivo que se propuso Joseph Armand Bombardier a sus 15 años, que era el de reducir distancias y conectar a comunidades en todo el planeta.

Related posts

Top