¡No se asuste, señor Senador! Carta dirigida al Senador Patricio Martínez García del CEO de EnElAire

Estimado Senador Patricio Martínez García:

Me dirijo a usted respetuosamente como un piloto cualquiera, que al igual que muchos otros, se considera profesional, para permitirme explicarle algunos puntos que me preocupan acerca del informe solicitado por el aumento de idas al aire.

Como bien comenta, una ida al aire o aproximación frustrada es un procedimiento completamente normal que es siempre una opción, y créame que en su caso fue mejor la ida al aire que efectuó en Chihuahua que haber aterrizado en las condiciones que comenta. Fue un procedimiento tan seguro como despegar, el cual los aviones y por supuesto, los pilotos son capaces de hacerlo.

En ese mismo aeropuerto, un DC-9 no se fue al aire en 1981 y tuvo un desenlace fatal para 32 personas; alrededor de ese aeropuerto hay una sierra que además complica el entorno pues causa vientos turbulentos aunado a la nubosidad típica de esta estación.

Hoy en día, con la tecnología, podemos apoyarnos en herramientas que nos ayudan a tomar una mejor decisión para saber si es o no conveniente aterrizar; aunque la decisión final siempre es del piloto.

Desconozco las causas por las que el piloto del vuelo 726 de Volaris decidió irse al aire, pero las aplaudo; estoy seguro que fue la mejor decisión y se me hace atrevido insinuar la capacitación exprés de los pilotos de línea aérea; no conozco a uno solo que esté mal capacitado, aunque eso sí, poco experimentado, pues todos empezamos en algún momento, aunque vale la pena mencionar que a la aerolínea ya debemos llegar con horas de vuelo y muchas horas de simulador en donde nos vamos al aire ¡hasta con un solo motor! ¡Lo invito a visitar un examen de simulador, de cualquier aerolínea, para que vea todo lo que sabemos hacer!

Más bien creo que este susto (sin fundamento) que se llevó debería tomarlo en cuenta el día que pueda votar para aprobar el aumento de las jornadas de los tripulantes de vuelo; piense en qué hubiera pasado si esta misma tripulación se hubiera encontrado con una ida al aire teniendo una carga de fatiga de 100 horas de vuelo solo en el último mes; en ese supuesto, sí podría tener un motivo válido de preocupación.

Nos seguiremos yendo al aire si es por la seguridad de nuestros pasajeros, que por cierto, van en el mismo avión que nosotros.

Afectuosamente,

P.A. José Suárez Valdez

Director General – EnElAire

“Comunicamos lo que más nos gusta: Aviación”

Related posts

Top