LATAM Airlines recibe certificado Fast Travel de IATA

Por Ricardo J. Delpiano

Como un paso importante en la modernización de sus servicios hacia los pasajeros, LATAM Airlines ha recibido la primera certificación del programa Fast Travel de la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA) con la que busca ofrecer a los pasajeros más facilidades y autogestión en sus procesos de viaje, además de contribuir a la reducción de los costos en la industria aérea.

“Estamos contentos pues tras el certificado que recibimos hoy, hay un gran trabajo de equipo que nos enorgullece y en el cual hemos puesto nuestra dedicación y esfuerzo. Un certificado que además nos permite seguir avanzando en lo que nos motiva cada día: entregar la mejor experiencia de viaje a nuestros pasajeros bajo la certificación de IATA”, dice Pablo Navarrete, gerente de Aeropuertos de LATAM, durante la entrega del certificado en el aeropuerto de Santiago por parte de Gabriela Peralta, Country Manager de IATA Chile.

Fast Travel orienta su trabajo para lograr auto servicios.

El programa Fast Travel nace como una solución al problema de saturación y de los “cuellos de botella” que existen muchos aeropuertos del mundo, donde predominan las largas filas e ineficiencias para completar los procesos o formalidades exigidas. Según datos de IATA, más del 50% de los viajeros busca alternativas de autoservicio para agilizar sus trámites de viaje, mantener el control de los mismos y evitar las largas filas, no sólo en el check-in sino que en muchos puntos dentro de un aeropuerto.

Considerando las demandas existentes en términos de más oportunidades de elección, conveniencia y control, Fast Travel orienta su trabajo para lograr auto servicios en las siguientes áreas: Check-in (vía web, máquinas de auto facturación, teléfonos inteligentes o aparatos personales), Bags Ready To Go (auto-etiquetado de equipaje), escaneo de documentos para trámites de migración con transmisión directa a organismos o agencias gubernamentales, Re-booking o la posibilidad de que los viajeros puedan obtener una nueva tarjeta de embarque cuando un vuelo es cancelado o demorado evitando las filas en mostradores, Self Boarding (auto-embarque) y Bags Recovery o la recuperación de equipaje perdido sin necesidad de estar en una fila en un aeropuerto.

Desde 2004, LATAM ha estado trabajando en la autogestión de servicios en los aeropuertos. Foto: LATAM

Si bien las iniciativas de Fast Travel no son nuevas en la región para LATAM representa un proceso clave que acompañará la nueva modernización y personalización de los servicios a los pasajeros. De esta manera, los clientes podrán disfrutar de una mejor experiencia de viaje gracias a trámites más rápidos y sencillos.

“Nos enorgullece entrar en el ranking de líneas aéreas mundiales que tienen esta certificación. Obtenerla no fue fácil. Fue un trabajo de varios años, la compañía estuvo trabajando en los distintos proyectos desde 2004. Hoy tenemos implementados los proyectos Check-In, Flight Rebooking, Self Broading y Bags Ready to Go. Todas ellas se enmarcan dentro del programa Fast Travel y nos permiten entregar a nuestros pasajeros más opciones, autogestión y control de los procesos, además de reducir los costos de la industria”, destaca el ejecutivo.

Como ejemplos de lo anterior, se pueden mencionar la introducción de la facturación a distancia a través de la web o aplicaciones móviles en aspectos asociados al check-in; el auto-escaneo de los pases de abordar en la puerta de embarque y la implementación del software para la habilitación del auto-etiquetado de equipaje a partir de diciembre 2016 (vuelos LA). La certificación entregada por IATA reconoce la puesta en marcha de las medidas implementadas.

Con la implementación de las iniciativas Fast Travel, las filas en los aeropuertos debieran ir desapareciendo. Foto: Ricardo J. Delpiano

La implementación de la mayoría de las iniciativas del programa Fast Travel por parte de LATAM se extenderá por los próximos años. Se estima que hacia el año 2019, la compañía quedará completamente certificada. “Los próximos pasos son la implementación del proyecto Self Bag Tag en los diferentes aeropuertos de la red LATAM para lograr impactar a más de 80% de nuestros pasajeros con soluciones de auto atención y así obtener la certificación IATA Fast Travel Platinum”, afirma Navarrete.

IATA proyecta que hacia el año 2020, el 80% de los pasajeros que utilizan el avión como medio de transporte podrán disfrutar de una cantidad relevante de servicios auto gestionados que facilitarán los procesos en cada una de las etapas del viaje. En la implementación de las iniciativas Fast Travel, la entidad que representa a parte importante de las líneas aéreas en el mundo asume el rol de establecer estándares para el desarrollo de soluciones, trabajar con los organismos reguladores para aceptar e incorporar nuevas tecnologías, facilitar la implementación de acuerdo a la infraestructura (un aeropuerto, por ejemplo) y según costo-efectividad.

Related posts

Top