JetSMART se acerca a su primer mes de operaciones

Por Ricardo J. Delpiano

Hace poco más de un mes, JetSMART -la nueva línea aérea de Indigo Partners LCC-,  comenzó sus vuelos comerciales en Chile luego de cumplir todos los pasos para obtener su Certificado de Operador Aéreo (AOC) e incorporar su primer avión. Calama, la ciudad minera por excelencia del país  y punto de partida para los aventureros que visitan el desierto de Atacama, fue el primer destino de la joven línea aérea de ultra bajo costo y tarifas bajas (ULCC, por sus siglas inglés). A fecha de hoy, la compañía ya ha inaugurado servicios a Antofagasta, La Serena y Copiapó además de los vuelos interregionales Concepción – Antofagasta y Concepción – Calama.

JetSMART promete escribir un nuevo capítulo en la historia de la aviación de Chile. Básicamente, con su establecimiento ya lo ha hecho. Es la primera compañía ULCC de Chile, en un país atípico para este tipo de líneas aéreas. También es la primera aerolínea que se crea con todo nuevo, desde su estructura corporativa hasta el más mínimo de detalle de sus aviones.

Estuardo Ortíz, CEO de JetSMART destaca que su compañía “viene a evolucionar y revolucionar la aviación en Chile, con tarifas ultra bajas todos los chilenos podrán viajar en avión”. Puntualiza que al subir más pasajeros y desarrollar nuevas rutas, JetSMART será una importante contribución para que favorecerá el desarrollo de Chile, especialmente con las rutas SMART que son todos aquellos vuelos punto a punto que no pasan por Santiago, acción única en la historia de la aviación chilena ya que por factores demográficos y económicos, todas las líneas aéreas de este país habían gestionado sus vuelos siempre a través de Santiago.

“Venimos a revolucionar el mercado aéreo chileno” dice Estuardo Ortíz, CEO de JetSMART. Foto: JetSMART.

JetSMART opera dos rutas interregionales: Concepción – Antofagasta y Concepción – Calama. Además de continuar su crecimiento desde Santiago, con vuelos hacia Puerto Montt y Temuco, planea sumar otros tramos sin pasar por la capital chilena como Concepción – Puerto Montt y Antofagasta – La Serena, que comenzarán en septiembre cuando llegue su tercer avión.

“Las rutas SMART contribuirán a elevar la productividad y descentralización del país, ahorrándole tiempo y dinero a todos los chilenos”, agrega Ortíz, puntualizando que con ello, la red de conectividad y de transporte de Chile se acerca a las de naciones desarrolladas como Europa, donde los vuelos punto a punto –con las aerolíneas LCC- dominan el mercado y son preferidos por los clientes.

Bill Franke, presidente de Indigo Partners LCC, fondo de inversiones privado de la industria aérea e impulsor del modelo ULCC en el mundo con compañías como Frontier, Volaris o Wizz Air, ha indicado que Chile será el primer país de Sudamérica de sus inversiones, de lo que se desprende una ya prometedora internacionalización. “Escogimos Chile porque, sin duda alguna, ofrece la mejor plataforma en la región para el desarrollo de JetSMART. Chile ha mantenido crecimiento económico, estabilidad política, un estado de derecho y un esquema regulatorio que apoya el libre mercado y la inversión extranjera.”

Modelo de negocios, flota y ¿experiencia?

El modelo de negocios de JetSMART se basa en la estimulación de la demanda. Su definición de ULCC es por la maximización que esta hace de los servicios adicionales que permiten generar una fuente de ingresos considerable que permita reducir la dependencia este ítem del valor de los pasajes aéreos. En ese sentido, no es de extrañarse que los pasajeros noten que un servicio extra al vuelo como puede ser la compra de la comida a bordo o el despacho de equipaje en bodega cueste más que el mismo pasaje en avión.

Los aviones sólo son la herramienta para llegar al destino, no para construir una experiencia. Foto: Ricardo J. Delpiano

La estimulación a través del precio es la forma para sumar más y nuevos pasajeros. JetSMART tiene una única clase tarifaria que sólo brinda a la persona el derecho a volar, todo lo adicional como la selección del asiento, el equipaje de mano, el equipaje en bodega, la comida, el embarque preferente, llevar equipos de mayor volumen, etc. debe ser pagado aparte.

“Tu ticket, únicamente incluye el traslado, en un asiento aleatorio y con un bolso de mano (tipo mochila), porque lo que ofrecemos es pagar únicamente lo que usas y no llenarse de productos o servicios que la gente muchas veces no necesita”, explica el CEO de JetSMART aunque insiste en que sus precios siempre serán menores a los de la competencia.

JetSMART operará una flota conformada por Airbus A320 configurados para 186 pasajeros. A bordo la experiencia no existe, ya que para la compañía esta se crea en el destino con lo que va a hacer el pasajero. A JetSMART sólo le preocupa trasladar a los viajeros de manera segura y rápida del punto A al punto B.

Como el viaje es simple, los asientos son ultra sencillos: no se reclinan y apenas tienen una mesita para acomodar lo que compras o para poner el tablet con alguna película o programa pre-instalado porque tampoco las sillas o las filas de asientos tienen puertos USB o internet que permita ocuparlos para otra manera. Tampoco no existe la revista a bordo, apenas está la tarjeta de seguridad.

El menú de comidas y bebidas es repartido por los tripulantes previo al servicio de manera que el cliente pueda elegir qué comprar antes de que llegue el carro. Es una compra por vuelo. Antes del aterrizaje, el personal retira el menú y posteriormente, los desechos.

Servicio a bordo de comidas y bebidas (pagado) en JetSMART. Foto: Ricardo J. Delpiano

Para sus operaciones, JetSMART privilegiará el uso de posiciones remotas y si es posible, no usar los buses del aeropuerto. La idea del viaje es que los aviones se estacionen cerca de los terminales y el viajero acceda directamente al avión. También consideran no usar tractor de remolque, optando por salidas autopropulsadas y tiempos de turn around de no más de 35 minutos. Por lo mismo, se considera que el embarque y desembarque sea rápido utilizando simultáneamente las puertas delanteras y traseras, mientras que el personal de la compañía efectúe el aseo y el orden del avión para su próximo vuelo.

La propuesta de JetSMART impone al usuario una alta planificación de sus viajes, ya que conociendo sus gustos, su organización y necesidades específicas, podrá saber que servicios adquirir y cuándo adquirirlos, de manera tal de poder realmente disfrutar los precios más bajos que se ofrecen. Se trata de un modelo transparente pero que obliga a estar informado y a educarse, siendo esto un principal desafío para los nuevos viajeros y también para las autoridades y organismos que atienden a los consumidores en Chile.

Top