IATA señala factores que frenan a la aviación en América Latina y Caribe

El mayor freno para la aviación en la región de Latinoamérica y el Caribe es la falta de infraestructura, impuestos y un marco regulatorio que no está alineado con estándares globales, afirmó la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA).

“Todo eso hace que operar una línea área sea bastante más caro que en otras partes del mundo e impide el crecimiento pleno de la industria en América Latina y el Caribe. Mientras tanto el pasajero paga más por volar aquí que lo que debería”, dijo el vicepresidente Regional de las Américas de IATA, Peter Cerda.

Comentó, que como industria no han realizado un buen trabajo en comunicar y educar a los gobiernos de la región, así como a los pasajeros, sobre dichos temas, pese a las iniciativas que se han lanzado.

“Hoy en día, la aviación no es un transporte de lujo sino una necesidad para los ciudadanos, para estimular a la economía, para incrementar el turismo y eso es a través del transporte aéreo. Y tenemos que hacer un mejor trabajo”.

Precisó que en infraestructura, en algunos casos, es deficiente y es una barrera para el desarrollo del sector, por lo que, de no hacer eficientes los aeropuertos, no serán capaces de absorber la demanda hasta el 2035, año en que se estima se duplicará el número de pasajeros de la región.

Precisó que estas instalaciones en Argentina, Brasil, Colombia, Ecuador, México y Perú registran saturación; en ese sentido, dijo que es necesario acelerar la inversión en infraestructura en puntos clave y evitar errores como en el pasado.

“La construcción de aeropuertos demasiados pequeños es un problema. Muchos proyectos de infraestructura en donde, en el momento en que se abran esas terminales, ya estarán saturados y ese es un grave problema que tenemos en América Latina”.

Mientras que en el tema de impuestos, Peter Cerda, sostuvo que la región está “plagada de tasas injustificables” que perjudican los viajes aéreos e inhiben el desarrollo económico.

Subrayó, que la industria no pide exclusiones o favores, ni ser castigados pero en Latinoamérica y el Caribe, imponen varias cargas que van a las arcas del estado sin que pasen por las necesidades de la aviación local.

Insistió, que para minimizar esta situación se requiere la adaptación de estándares globales en todas las aéreas, incluidos en los derechos de los pasajeros.

“No queremos favores o que no se aprueben leyes, sino que se cumplan con las normativas internacionales, las mejores prácticas internacionales que protejan y no confundan al pasajero y que no se castigue a la industria como se está haciendo de una manera regular”.

De igual manera, dijo que en los aeropuertos de la región se requiere mayor tecnología para agilizar el movimiento de pasajeros, como por ejemplo, la instalación de kioskos para tarjetas de embarque, facturar maletas, automatizar el control de los pasaportes, entre otros.

Esto, precisó ayudaría también a reducir las largas esperar que han llegado a niveles inaceptables en varios aeropuertos para pasar controles de seguridad.

Peter Cerda, adelantó que para el cierre de 2017, se espera que las aerolíneas latinoamericanas ganarán aproximadamente 3 dólares por pasajero, frente a las estadounidenses y canadienses que ganarán casi 16 dólares por pasajero.

Lo anterior, debido al fortalecimiento del dólar estadounidense respecto a varias monedas locales, que mermó los beneficios de la caída del precio de la turbosina, más otros incrementos en los gastos denominados en dicha moneda.

Related posts

Top