Empleados y pasajeros de Delta comienzan a despedirse del B747

Los empleados y pasajeros de Delta Air Lines comenzaron a decir adiós a la flota de Boeing 747 de la aerolínea tras la operación del último vuelo Tokio-Narita – Honolulu. Poco después el avión realizó un par de vuelos domésticos durante éste mes.

Tras llegar a Honolulu desde Tokio por última vez, el avión voló de Los Angeles de vuelta a Detroit. Se esperaba que el vuelo de Honolulu a Los Angeles y Los Angeles a Detroit fueran los últimos vuelos domésticos de un Boeing 747 por parte de cualquier aerolínea de Estados Unidos hasta que dos B747 fueron enviados a Orlando y Detroit para brindar apoyo tras el paso del Huracán Irma.

Los empleados de la aerolínea en Honolulu rindieron tributo al avión al hacer un tradicional maile lei lo suficientemente grande como para ponerselo al B747 como señal de honor y respeto. El equipo de tierra de Delta celebró su último vuelo y cantaron la canción Aloha Oe al verlo partir de Honolulu por última vez.

En Los Angeles, los empleados se formaron en plataforma para despedirlo con sus varas luminosas durante su despegue nocturno a Detroit. El B747 continuará volando por unos meses más desde y hacia Detroit.

Un grupo de 50 miembros del Delta Diamond Metallion se unieron a las celebraciones cuando uno de ellos publicó en Facebook que el avión haría dos vuelos domésticos más. El grupo reservó casi toda la cabina Delta One y una parte de la Cabina Principal para tener un último vuelo en el 747.

Delta planea retirar de servicio al B747 para finales de 2017. Serán reemplazados por el Airbus A350 que será el primero en tener la nueva Delta One Suite y Delta Premium Select. Durante 2017 la aerolínea recibirá cinco A350.

Top