DC-10 de Orbis: ¿Cuál es la imagen que más te gusta ver?

¿Cuál es la imagen que más les gusta ver? Todos tenemos alguna que es nuestra favorita, y estoy seguro que muchos de los lectores de Cabina de Mando, comparten conmigo la emoción al ver un avión.

Poder ver es una fortuna que de acuerdo a la Organización Mundial de la Salud no la compartimos con 39 millones de personas, pero aún más lamentable es que de estos casos el 80% se puede tratar o curar pero por falta de recursos económicos, tecnológicos y de infraestructura muchos habitantes de países en vías de desarrollo no pueden atenderse.

El DC-10 tiene capacidad para 48 pasajeros o alumnos en tierra

El DC-10 tiene capacidad para 48 pasajeros o alumnos en tierra

Hasta el año 1988 se construyeron 386 DC-10 en el mundo, todos ellos han representado un hito y una leyenda en la historia de la aviación, pero solo uno ha roto un gran paradigma y ha conjuntado lo mejor de la aviación con lo mejor del espíritu humano: ayudar.

En palabras de la Dra. Gabriela Ruiz, colaboradora mexicana en Orbis, se trata de una organización no gubernamental con impacto a nivel mundial que cuenta con un DC-10 que es “Hospital para Ojos”, todo un hospital volador. La misión de este DC-10 es llevar la clínica a diferentes países y sobre todo instruir a doctores en las localidades acerca de la atención de los problemas visuales.

Este DC-10 cuenta con capacidad para 48 pasajeros (o alumnos en tierra),  además de un salón audiovisual, sala de esterilización, de recuperación, de tratamiento láser y quirófano. Durante nuestra visita la Dra. Ruiz nos mostró la alta tecnología que contiene este hospital, por ejemplo un simulador de operación de ojos de los cuales hay muy pocos en el mundo (en México no hay) y con los cuales se puede instruir con una gran precisión a los médicos para realizar de forma segura y exitosa esta intervención.

Parte de la magia de este DC-10 “Hospital de Ojos”  es que muchas de las personas que hacen su vuelo posible son voluntarios; por ejemplo la tripulación consta de pilotos activos o jubilados de FEDEX o United que gratuitamente prestan sus servicios, además que sus aerolíneas les brindan la facilidad en su rol de vuelos para poder  tener el tiempo disponible. Además de los pilotos, los mecánicos y oficiales de operaciones  son voluntarios. El DC-10 como sabemos es un avión que cada día vuela menos y esta siendo sustituido por nuevas generaciones de aeronaves, es por esto que encontrar personal técnico para su operación se esta volviendo cada vez más complejo, por lo que próximamente este avión hospital DC-10 será sustituido por un MD-10. Este MD-10 se encuentra ya en el proceso final de su transformación para ser “hospital para ojos”

Muchos de los pacientes, sobre todo los niños, tienen mucho miedo al abordar el avión porque en la gran mayoría de los casos es la primera vez que se suben a uno y además del temor inminente de la intervención quirúrgica, por ello se les regala un oso de peluche que a palabras de la Dra. Ruiz es una gran ayuda y se convierte en su mejor amigo.

Orbis acepta ayuda y donativos de diferentes formas, que van desde trabajo (para aquellos que tienen capacidad técnica del DC-10/MD-10), donativos en especie, donativos de millas de viajero frecuente  y donativos económicos, todos ellos se pueden consultar en www.orbis.org

Desde 1982 Orbis ha ayudado a casi 19 millones de personas, de los cuales 5.6 millones han sido niños, este año iniciaron su nueva campaña de sensibilización “Orbis Sight I Love”, donde nos invita a compartir por medio de las redes sociales la imagen que más disfrutamos ver.

Poniendo la aviación muy alto, sin lugar a dudas Orbis es una ONG mucho más grande que su mismo DC-10 ¿Y a ti cuál es la imagen que más te gusta ver?

Top