Boeing presenta al B787-10 como nuevo avión de largo alcance pero con el desafío de posicionarlo en el mercado

Por Ricardo J. Delpiano

Con la asistencia del Presidente Donald Trump y en compañía de los más altos ejecutivos de la compañía, Boeing ha presentado al nuevo B787-10. Se trata de la versión de mayor tamaño y capacidad de la familia B787 Dreamliner que a contar del año 2018, comenzará a surcar los cielos del mundo.

Sin grandes sucesos que celebrar en los últimos tiempos, opacado en parte por el éxito de su competidora Airbus al otro lado del Atlántico, Boeing realiza el estreno de este avión como si se tratara de una verdadera fiesta nacional de la que los miles de empleados de North Charleston en Carolina del Sur fueron partícipes.

Con un discurso ultra nacionalista propio de una campaña presidencial, el propio Trump hizo propio este evento. “Ganamos”, “Crean en mí”,“Trabajo”, fueron algunas de las palabras que el Mandatario hizo eco en su discurso en donde hizo un llamado a comprar cosas hechas por estadounidenses y a contratar a estadounidenses. “Deseamos productos que tengan estampados esas cuatro magníficas palabras: Hecho en Estados Unidos (Made in the USA)”, dijo el Presidente Trump, al comentar la entrega del Dreamliner.

Las palabras nacionalistas del Mandatario contrastan con la presentación de una de las aeronaves que como el resto de la familia Dreamliner, nace de una verdadera cooperación internacional por la cantidad de proveedores involucrados en cada una de las fases de productos. “Dios los bendiga a ustedes. Que Dios bendiga a Estados Unidos de América. Que Dios bendiga a Boeing”, recalcó Trump para terminar una semana en la que informaciones de la industria revelaron conversaciones entre el propio Trump y el CEO de Boeing, Dennis Muilenberg, que podrían anticipar una orden. De hecho, en el discurso del Presidente se hizo mención a la posibilidad de una gran orden a Boeing por aviones F18.

“Lo que está sucediendo aquí en Boeing de Carolina del Sur es un verdadero suceso estadounidense”, dijo Muilenburg. “En pocos años, nuestro equipo ha transformado este campo en un sitio moderno para la producción aeroespacial que hoy está entregando B787 a todas las líneas aéreas del mundo e impulsan miles de empleos estadounidenses”.

Más allá del enfoque político de la ceremonia, el B787-10 llega al mercado en medio de un escenario menos favorable para Boeing por el fuerte posicionamiento conseguido por Airbus en todos los segmentos, incluidos los de ultra largo alcance y gran capacidad. Así a pesar de la mayor capacidad de asientos en comparación con los otros modelos del Dreamliner (-8 y -9), Airbus mantiene el liderazgo con su A350-1000 que por su capacidad de pasaje y prestaciones logra situarse en segmentos superiores.

A fecha de hoy, Boeing tiene 149 pedidos por B787-10 y algunas de las líneas aéreas que lo utilizarán serán Singapore Airlines, United y KLM. Airbus por su parte, Airbus, registra actualmente 195 órdenes por el A350-1000 de distintas partes del mundo. Estas cifras evidencias que en términos comerciales el B787-10 nace con el desafío importante de posicionarse en el mercado y capturar el interés de las líneas aéreas.

Kevin McAllister, CEO de Boeing Commercial Airplanes, señala “que esta aeronave (B787-10), es la más eficiente en su clase y es el resultado de años de duro trabajo y dedicación del equipo de Boeing, proveedores, la comunidad de socios en Carolina del Sur y alrededor del mundo. Sabemos que nuestros clientes, incluido Singapore Airlines nuestro cliente de lanzamiento, están encantados con el B787-10 y no esperan verlo volar”.

El Presidente Donald Trump en la ceremonia de presentación del Boeing 787-10

Con una capacidad estándar en dos clases de servicio para 330 pasajeros, el B787-10 puede acomodar a un 14% más pasajeros que el B787-9 y transportar un 15% más de carga en comparación con el B787-9 asegurando una disminución de costos para los operadores. Sin embargo, pese a su mayor capacidad de pasaje y de carga, la versión -10 posee una desventaja: la menor distancia que puede recorrer. De acuerdo con datos del fabricante, el B787-10 puede operar rutas de hasta 6.430 millas náuticas (11.910 Km) en comparación con el B787-9 que realiza tramos de hasta 7.635 mn. (14.140 Km.), ambos en condiciones estándar.

“La familia B787 forma parte de la estrategia en aviones de doble pasillo de Boeing, que ofrece una moderna, optimizada y eficiente familia de aviones en cada segmento del mercado. Desde que entró en servicio en 2011, más de 140 millones de personas han volado en la familia B787 en 530 alrededor del mundo, ahorrando 13 mil millones de libras en combustible”, dice el fabricante al comentar su cartera de aviones.

En las próximas semanas el B787-10 comenzará a realizar vuelos de prueba con el objetivo de conseguir su certificación

En las próximas semanas el B787-10 comenzará a realizar vuelos de prueba con el objetivo de conseguir su certificación que permita concretar las entregas a partir del próximo año.

Top