Boeing pierde disputa contra Bombardier

En una sorpresiva decisión, la Comisión Internacional de Comercio de Estados Unidos votó 4-0 a favor de Bombardier en la disputa que comenzó Boeing sobre la venta de 75 aviones C Series a Delta Air Lines.

Boeing argumentaba que Bombardier vendió los aviones a “precios ridiculamente bajos” y que el programa C Series recibió subsidios ilegales del gobierno de Canadá.

En diciembre, el Departamento de Comercio de Estados Unidos respaldó los aranceles del 292% que se proponían a cada avión C Series que se importara a Estados Unidos. La Comisión Internacional de Comercio se encargó de determinar si Boeing fue dañada por Bombardier, a lo que se concluyó que no lo fue.

Al respecto, Bombardier declaró:

“La decisión de hoy es una victoria para la innovación, la competencia y la ley. El C Series es el avión más innovador y eficiente en la generación. Su desarrollo y producción representa miles de empleos en Estados Unidos, Canada y Reino Unido.”

Con este asunto quedándose atrás, nos movemos a toda velocidad para finalizar nuestra sociedad con Airbus. Los planes de integración progresan y estamos ansiosos por entregar el CSeries al mercado estadounidense para que las aerolíneas y pasajeros estadounidenses puedan disfrutar los beneficios de esta gran aeronave.

Boeing emitió el siguiente comunicado de prensa:

Estamos decepcionados por que la Comisión Interanacional de Comercio no reconoció el daño que sufrió Boeing por los miles de millones de dólares en subsidios ilegales que el Departamento de Comercio de Estados Unidos encontró que Bombardier recibió y utilizó para vender los aviones a precios menores que los costos de producción en el mercado de pasillo único de Estados Unidos Estas violaciones han dañado a la industria aeroespacial de Estados Unidos y estamos sintiendo los efectos de esas prácticas injustas día a día en el mercado.

Mientras que no estamos de acuerdo con la conclusión de la Comisión, evaluaremos las opiniones de la Comisión más a detalle.

Boeing se mantiene con confianza en los hechos del caso y continuará documentando cualquier daño a Boeing y a la cadena de suministro estadounidense que resulten de los subsidios ilegales y prácticas de dumping. No permitiremos que los negocios ilegales de Bombardier siga dañando a los trabajadores americanos y a la industria aeroespacial que ellos apoyan. El comercio internacional solo funciona si todos se apegan a las normas que todos acordamos. Esa es una creencia que seguiremos defendiendo.”

Por su parte, Delta Air Lines emitió la siguiente postura:

“Delta esta satisfecha por la decisión de la Comisión Internacional de Comercio que rechaza el intento anticompetitivo de Boeing para evitar que las aerolíneas y pasajeros estadounidenses tuviera acceso al nuevo y moderno avión CS100 para 110 pasajeros cuando Boeing no ofrece una alternativa viable.”

Pendientes a más información

Related posts

Top