Argentina espera habilitar el primer aeropuerto de Sudamérica para aerolíneas LCC

*Por Ricardo J. Delpiano

Con una inversión de AR$ 1.600 millones, el Ministerio de Transporte de Argentina y el concesionario Aeropuertos Argentina 2000, presentaron el proyecto de transformación del aeropuerto El Palomar de Buenos Aires, con el fin de convertirlo en el primer terminal aéreo para operaciones de líneas aéreas de bajo costo y tarifas bajas (LCC, por sus siglas en inglés). Utilizado actualmente como aeropuerto militar, el recinto pasará a tener una operación mixta y albergará inicialmente a las futuras operaciones de Flybondi.

El desarrollo de la infraestructura ocurrirá en tres etapas, las que debieran ejecutarse en forma rápida con el fin de permitir las primeras operaciones hacia el mes de febrero. En ese sentido, los trabajos iniciales estarán dedicados al mantenimiento de la pista de 2.100 metros en lo que respecta al hormigón, balizamiento, iluminación, cerco y el mejoramiento del edificio terminal. La intención es que pueda acoger hasta tres vuelos en forma simultánea.

La segunda etapa comenzaría en julio del presente año con la adaptación y modernización de los hangares militares para habilitar salas de espera comunes, comercios, zonas de facturación (check-in automático), cintas de equipaje, además de aduana y migraciones. Esta reforma permitirá mejorar casi en forma inmediata la capacidad actual del recinto para la llegada de nuevos pasajeros.

Finalmente, la última etapa consiste en la construcción de un terminal nuevo con capacidad para un millón de pasajeros por año y un acceso vehicular más expedito que el actual, ya que tendrá conexión con la autopista, probablemente el Acceso Oeste cercana al aeropuerto. No se precisan por ahora fechas para esta ejecución.

Los pasajeros que lleguen y salgan de El Palomar se beneficiarán de una “conectividad con la ciudad de bajo costo”, por la cantidad de líneas de colectivos (buses urbanos) y el tren de la Línea San Martín, que ya cuenta con una estación ubicada a 300 metros del terminal aéreo. Será el primer aeropuerto de Sudamérica que tendrá una conexión por tren sin realizar una inversión nueva en infraestructura ferroviaria, ya que la planificación de antaño permite la incorporación de esta modalidad de transporte al medio aéreo.

“La gente va a poder viajar más barato y llegar en tren. Va a ser un hito en nuestro plan para duplicar la cantidad de gente que viaja en avión y seguir fortaleciendo la conectividad entre provincias,” destaca Guillermo Dietrich, ministro de Transporte de Argentina.

En el área de maniobras El Palomar no contará con posiciones de contacto (puentes de embarque) y las salidas de las aeronaves serán autopropulsadas. El ideal es que esto ayude a que las LCC puedan reducir costos en lo que respecta a handling, además de reducir los tiempos de turn-around. No obstante, no se descarta que existan presiones externas que dificulten esta operación consideración intereses gremiales. En Argentina, AeroHandling e ITC (Intercargo) son las dos empresas que proveen servicios de rampa en los aeropuertos y todas las aerolíneas están obligadas a contratar sus servicios. Dado que ambas son estatales, el Estado ejerce un monopolio de este servicio.

Con el fin de que sea un aeropuerto atractivo para las LCC, el Gobierno señala que los operadores contarán con tasas aeronáuticas más bajas en comparación a otros aeropuertos de la Provincia de Buenos Aires. Según cita el diario “La Nación” (05/01/2017), las tasas serían entre un 40% y 50% menores. “Es un aeropuerto low cost porque tiene menos servicios y esto no es mejor, ni peor sino que es para un cliente específico”, explica Dietrich a ese medio. La baja de tasas aeroportuarias es fundamental para que el aeropuerto sea atractivo, en caso contrario la única ventaja que tendría sería aportar mayor capacidad al sistema aeroportuario de la capital argentina.

De materializarse este proyecto en forma completa, Argentina tomará ventaja respecto de otros países en este tema. No obstante, es necesario precisar que sólo la intención de concebir un terminal aéreo funcional a nuevos modelos de negocios de líneas aéreas, representa un avance significativo que guarda sintonía con la visión que tiene el gobierno del Presidente Macri de utilizar el transporte aéreo como catalizador de desarrollo del país.

Una de las ventajas para proyectar la habilitación de un aeropuerto LCC, es la mantención de una infraestructura aeroportuaria en la que se pueden descentralizar operaciones para en conjunto, proveer al usuario distintas alternativas para viajar en avión. Con El Palomar como aeropuerto mixto (vuelos militares y comerciales), la Provincia de Buenos Aires contará con tres terminales aéreos para pasajeros de líneas aéreas: Aeroparque, Ezeiza y El Palomar. Además, dispone de San Fernando como aeródromo para la aviación civil.

Related posts

Top