Andreas Lubitz: El Primer Oficial del Vuelo 9525 de Germanwings

26.03. 13.34 h Declaración de Germanwings sobre las recientes afirmaciones de las autoridades francesas.

Acabamos de conocer las escalofriantes declaraciones de las autoridades francesas, en las que se ha informado de que el copiloto del avión habría inducido voluntariamente el accidente de la nave. Nuestros pensamientos y oraciones siguen centrados en todos los familiares y amigos de las víctimas.

La próxima conferencia de prensa se realizará esta tarde a las 14:30 h.

_________________________________________________________________

De acuerdo con funcionarios franceses, el copiloto fue quien inició de manera deliberada el descenso del Airbus A320 cuando el capitán le cedió los controles del avión y abandonó su asiento. De manera manual modificó el piloto automático, cambiando la altitud de crucero de 38,000 pies a sólo 100 pies.

Basados en el audio de las grabadoras de voz, se puede escuchar que en todo momento, Andreas Lubitz, el copiloto, está vivo y consciente gracias a que se escucha su respiración hasta el momento del impacto y de acuerdo con los investigadores, es una respiración normal, al igual que se puede escuchar al capitán tratando de entrar a la cabina de mando en varias ocasiones, identificándose e incluso tratando de derribar la puerta. Momentos antes del impacto, se puede escuchar gritos de los pasajeros.

Los investigadores se habían reservado las identidades y datos personales de la tripulación por respeto a familiares y amigos, sin embargo el copiloto fue identificado por el Club de Vuelo al que pertenecía.

“Andreas se volvió un miembro del club cuando era joven, buscando realizar su sueño de volar. Un sueño que logró y el que pagó con su vida” comentó el Club LSC Westerwald en un comunicado

Andreas Lubitz, ciudadano alemán de 28 años, ingresó a Germanwings durante 2013 después de haber concluido de manera satisfactoria su entrenamiento de vuelo y haber aprobado las pruebas psicológicas. Hasta el momento del accidente tenía 630 horas de vuelo.

Desde 2008 se encontraba totalmente acreditado sin indicios de actividad terrorista.

El Centro de Control de Marsella pidió a otras aeronaves hacer relay para poder establecer con el.

“Una sola persona tomó la vida de otras 149, eso no es un suicidio”

“Nos orgullecemos de ser extremadamente estrictos al escoger a nuestros pilotos. En nuestra mente, lo que acaba de pasar es simplemente imposible.” comentó Carsten Spoht, CEO Lufthansa

 

Top