American Airlines y el JBA con LATAM en Chile: “Si no es aprobado, los pasajeros van a conectar por otros hubs y no por Santiago”

Por Ricardo J. Delpiano

Como una oportunidad que Chile “no puede dejar pasar”, califica Art Torno, vicepresidente Senior de Iniciativas de American Airlines, las propuestas de Joint Business Agreement (JBA o JV, por sus siglas en inglés) que su compañía quiere establecer con LATAM y la que esta busca también con IAG, a través de las cuales esperan aumentar los beneficios a los usuarios, expandir el mercado y abriendo nuevos espacios de crecimiento.

A días de que el Tribunal de Defensa de Libre Competencia (TDLC) escuche los argumentos de las partes, Torno confía en que las autoridades chilenas finalmente reconocerán los beneficios que tienen los JBA no sólo para los consumidores sino para el país en términos de capacidad, mayor conectividad y menores precios que se pueden generar. Sin embargo, al visualizar el escenario generado por la acción de ciertos sectores, reconoce cierto temor en el caso de que el o los acuerdos no se apruebe, lo que sería negativo para el país.

“Si el Joint Business Agreement no es aprobado, los pasajeros van a conectar por los otros hubs y no por Santiago”, afirma indicando que se va perder una gran oportunidad de crecimiento, especialmente por las conexiones que LATAM realiza. “Chile está muy al sur y no es un hub natural para las conexiones”, expresa y como ejemplo, pone el impacto que ha significado para el país el surgimiento de otros centros de distribución en la región. “A pesar del crecimiento del mercado, Chile ha perdido el 5% de las conexiones en comparación con otros países y podría llegar al 35% en el caso de que no se apruebe el JBA, ya que el tráfico de conexión que podría pasar por Arturo Merino Benítez se iría por otros aeropuertos”.

Agrega que la pérdida de oportunidades en la generación de tráfico en conexión, impactará en las inversiones y proyecciones de negocios que tiene el concesionario Nuevo Pudahuel para desarrollar el aeropuerto de Santiago, las que califica de “impresionantes” por toda la transformación que se va realizar no sólo en términos de capacidad sino que de servicios.

Frente a las críticas de los detractores de los JBA, el ejecutivo señala que “estamos aquí para hacer crecer el mercado, para mover más pasajeros y no para mantener un porcentaje de participación en el mercado.” Complementa diciendo que los beneficios de estos acuerdos se traducen en mayores inversiones, más gente viajando, más turismo, nuevos productos, etc. “Esto no ya no tiene que ver sólo con aviación sino con políticas económicas”.

Torno comparte la visión de sus pares en la industria respecto a que “los JBA son el futuro de la aviación internacional” porque permite a las compañías aéreas ir a lugares a donde no pueden llegar con recursos propios. A modo de ejemplo, señala el crecimiento de la oferta que American Airlines ha conseguido a través de los JBA en otras partes del mundo. En las rutas trasatlánticas, el JBA con British Airways, Iberia y Finnair, ha permitido aumentar en 26% la oferta en Europa desde 2010, mientras que en Asia, el crecimiento ha sido del 70% desde que se estableció el JBA con JAL.

“Los JBA son el futuro de la aviación”, dice American Airlines. Fotografía: Ricardo J. Delpiano

“Los JBA son una oportunidad para extender nuestra red. Actualmente, muchos viajeros van más allá de los principales puntos de entrada a cada país. Podemos colocar aviones más grandes en las rutas pero necesitamos un socio para ir más allá hacia donde quieren ir los clientes, como por ejemplo hacia Atacama, Puerto Montt o Punta Arenas, en Chile”, puntualiza.

Haciendo una diferencia respecto a los acuerdos de código compartido, el ejecutivo dice que los JBA brindan la oportunidad de compartir de ganancias y generan mayores incentivos para coordinar itinerarios y generar relaciones comerciales más profundas. Para el consumidor, esto se traduce en mayores ventajas, porque dado que hay inversión involucrada, las dos compañías aéreas trabajarán más unidas para brindar un mejor servicio. “Universalmente los JBA están abriendo opciones para los consumidores en términos de horarios, descuentos en tarifas, además de expandir el servicio y la capacidad”.

A pesar de que en el mundo casi el 80% de las compañías aéreas tienen algún tipo de JBA y que más del 30% de las rutas de larga distancia están participadas por algún acuerdo de estas características, en la región este escenario es relativamente nuevo. Por lo mismo y como todo lo desconocido genera un cierto temor, se debe realizar un proceso de educación que es lo que American Airlines junto a sus socios ha estado realizando en Chile como en todos los países donde el acuerdo con LATAM debe ser aprobado. “Mientras más hablamos con las autoridades oficiales en Colombia, Uruguay, Brasil y Chile, más entienden que es una oportunidad de crecimiento, para los consumidores y para el país”.

Al comentar el futuro de la industria aérea, Torno dice que las fusiones y adquisiciones de aerolíneas van a continuar pero serán sólo en forma adicional. “El principal mecanismo de consolidación y de crecimiento de las redes será a través de los JBA, por los mayores beneficios comerciales y de servicios que poseen para los clientes. La belleza de los JBA es que no son fusiones: las compañías mantienen su identidad, su infraestructura, su independencia”.

Top